La educacion de la desigualdad

Donde hay educación, no hay distinción de clases. – Confucio

Estamos ante una educación excluyente, ya que a pesar de ser un derecho para todos, ésta segrega de una buena educación a quienes tienen menos recursos. El acceso a la educación, antes era un privilegio. Hoy, es un derecho pero existe una desigualdad impresionante entre las escuelas públicas y los colegios privados. La educación se encuentra en una crisis que abarca la educación pública y, la privada. Las diferencias entre ambos tipos de educación son la base del problema, ya que tenemos una educación privada que cuenta con fondos suficientes para su sustento y una educación pública que se sustenta con el financiamiento del estado. El hecho de que la educación pública tenga recursos limitados no hace más que aumentar las diferencias entre éstas. Los problemas parten desde infraestructura hasta conflictos entre los profesores, quienes claramente tienen la labor de educar a los estudiantes, y el estado.

Entre mayo y junio del año 2006, se llevó a cabo una protesta de estudiantes, en la que establecimientos educacionales secundarios, de educación superior, estatales y privados, se unieron para luchar por una mejor educación pública, es decir, una educación igual para ricos y pobres. Los estudiantes decían que la educación chilena estaba en crisis, que la desigualdad les parecía impresionante. El hecho que los estudiantes de la educación pública no obtuvieran resultados cercanos a los de un establecimiento privado no lo encontraban correcto, algo estaba mal y ellos estaban dispuestos a manifestarse.

Han pasado 4 años desde aquellas manifestaciones, pero las diferencias aún se mantienen. ¿Por qué si estamos tan conscientes de lo que pasa, aún no hay respuestas a los llamados de igualdad, a buscar una mejora en la educación, a intentar destruir las brechas sociales? Siempre las autoridades prometen que harán algo al respecto pero, hasta el momento, no son más que promesas incumplidas o cumplidas pero no a cabalidad.

Las diferencias nos hacen poner nuestros ojos principalmente en las falencias que tiene la educación pública, ya que ésta no logra obtener resultados académicos “óptimos” como la educación privada. Pero no sólo la educación pública tiene problemas, y es por esto que hablamos de una crisis educacional que traspasa las fronteras sociales, la educación privada hoy no está teniendo los mejores resultados académicos, y esto claramente nos enfrenta a un problema.

En una entrevista realizada al ministro de educación, Joaquín Lavín, señaló “En un curso de 40 alumnos del nivel socioeconómico alto, 20 alumnos aprenden lo que se debe, mientras que en un curso de NSE bajo, sólo un alumno aprende lo que se debe”, claramente, estamos ante un problema que no tiene barreras sociales. Es muy probable que algunos piensen que, de 40 alumnos, 20 alcancen los resultados esperados está bien, que el problema está en que sólo un alumno de nivel socio económico bajo logre aprender está mal, pero no hay que ser conformistas, aquí hay un problema que necesita solución. ¿Qué pasa con el porcentaje que no aprendió? ¿Lo olvidamos porque hay un porcentaje que sí lo logró? Claramente, la solución está en descubrir por qué estos alumnos no están rindiendo, y lo mejor sería quitar la barrera de expectativas respecto a la educación hasta encontrar el problema.

Diferencias de resultados

Las diferencias en los resultados de la Prueba de Selección Universitaria (PSU) y los resultados del Simce, son un factor determinante al momento de hablar de diferencias entre establecimientos públicos y privados.

Recientemente se entregaron los resultados de la prueba Simce, realizada el año 2009, a cursos de Octavo Básico. En las mediciones de Lectura, los particulares pagados obtuvieron 302 puntos, los particulares subvencionados 268 y los municipales 249. Mientras que en las de matemática, en el mismo curso, los puntajes fueron 304, 260 y 237 respectivamente. Joaquín Lavín, ministro de educación, ante estos resultados sostuvo que “estas brechas por tipo de colegio se han mantenido en el tiempo y nos preocupa ya que representan diferencias de equidad. Necesitamos una educación para la igualdad de oportunidades”.

Claramente las diferencias son más notorias al comparar un colegio particular con uno municipal, donde podemos ver diferencias de más de 60 puntos en matemáticas, una de las clases que generalmente se hace más dificultosa para los niños. Si en Octavo básico los resultados no son iguales entre los alumnos, ¿Cómo, al llegar a Cuarto Medio, podrán rendir la PSU sin problemas y con las mismas posibilidades? Está claro que no se puede medir de igual forma, ya que los estudiantes no están a lo mismo nivel. ¿No es injusto que si la educación es un derecho, no sea un derecho tener una educación igualitaria?

Las diferencias de aprendizaje, se dan por: ¿Un problema de cantidad?

En un colegio particular, existe un límite de 30 alumnos e incluso menos por sala. Mientras que en un establecimiento municipal, por sala, hay más de 40 alumnos. Es imposible que un profesor pueda enseñar de igual forma a 40, y más, niños. Los profesores, generalmente, reclaman por el gran número de alumnos que hay por curso, en los establecimientos municipales. El hecho de que el gobierno entregue 36 mil pesos, de subvención, por la asistencia de cada alumno a las escuelas municipalizas, hace que los encargados busquen ingresar la mayor cantidad de alumnos a estos establecimientos, con el fin de conseguir la mayor cantidad de fondos posibles. De esta forma, no es posible mejorar la calidad de la educación, puesto que ningún profesor en una clase puede enseñarle a 40 personas y aclarar las dudas que surjan en cada individuo.

¿Es un problema de oportunidades y posibilidades?

Un colegio particular, al tener mayor disponibilidad de recursos, permite que el alumno pueda acceder a libros, computadores, mejores profesores, un mejor ambiente. En cambio en un colegio subvencionado o municipal, los alumnos tienen una menor posibilidad de acceder a estos recursos, ya que pese a que quizás cuenten con ellos, al existir un mayor número de estudiantes por establecimiento es probable que no todos puedan utilizarlos. Pese a estas dificultades no podemos negar que los gobiernos han intentado entregar mayores posibilidades a los colegios de menos recursos, entregando computadores, aumentando los libros en las bibliotecas, entre otras medidas.

¿Cómo mejorar la educación?

En los colegios que obtuvieron mejores resultados en la prueba Simce del 2009, se les preguntó de qué forma han logrado obtener estos resultados, y ésta es una recopilación de las diferentes formas por las que han optado en las instituciones con los puntajes más altos.

Los profesores realizan evaluaciones, entre ellos, del desempeño de sus compañeros para ver las falencias que tienen durante las clases, así como también realizan planificaciones del inicio, desarrollo y final de cada clase. Hay un constante apoyo pedagógico, donde los estudiantes con resultados más bajos, después de clases se quedan a un reforzamiento. Se intenta mejorar la lectura incentivando esta misma, creando un hábito de lectura entre los estudiantes. El compromiso de las familias es fundamental, debido a esto, los padres deben presentarse a entrevistas periódicas e incluso en algunos colegios se realizan talleres de desarrollo personal a los apoderados.

Estamos ante una educación que necesita un cambio drástico para salir de la crisis en la que se encuentra…

Si no se realizan cambios que puedan terminar con las diferencias que podemos ver en la educación, si una vez más dejamos pasar las posibles soluciones a esta crisis, en unos años más nuevamente nos enfrentaremos a este mismo problema. Hay que encontrar una solución satisfactoria para todas las partes, ya que algunos creen que lo mejor sería que no existiesen colegios privados, sino que un tipo de colegios para todos. La verdad es que la solución está en mejorar la educación pública, quitarles a otros no es la solución.

El problema de la educación es que no es igualitaria, una educación igualitaria en la que todos tuviesen las mismas oportunidades para aprender de la misma forma y con los mismos recursos, sería la solución a la crisis por la que pasa la educación hoy. Así como también una mayor fiscalización por parte del estado para que las normas y leyes por las que se rige la educación sean cumplidas, y llevadas a cabo con la mayor responsabilidad posible.

Es probable que sí tomáramos las medidas que han tomado los colegios que obtienen buenos resultados e intentáramos aplicarlas en los colegios que tienen malos resultados en las diferentes pruebas y se encuentran bajo los resultados nacionales podríamos obtener mejores resultados.

El hecho de destinar más fondos a la educación municipal y con planes concretos la haría más similar a la educación privada. ¿Por qué no seguir el modelo de la educación privada que funciona tan bien?

Una educación que realmente intente educar a los niños y guiarlos a ser mejores en un futuro es una necesidad importante. Una educación que con el apoyo de la sociedad, busque el desarrollo de todos por igual, que todos tengan los mismos libros y que el día de mañana al dar la Prueba de Selección Universitaria puedan rendir de la misma forma y seguros de que están enfrentándose con las mismas herramientas.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s