La trampa

Todos intentaron salvarte, sin embargo, fuiste directamente hacia la trampa que el mundo te señaló. Querían velar por tu bien, salvarte de tropezar una vez más con la misma piedra. Al parecer todos sus esfuerzos fueron en vano y cumplieron otra función: guiarte hacia la equivocación.  Cumplieron un rol de motivación, cumplieron un rol justificador. Vieron el día en que te perdiste y alejaste del camino. Errar es humano, dicen. Es probable que incluso estén equivocados y hayas optado por lo mejor. Es tan subjetivo. Quizás mañana regreses y pidas perdón. Quizás mañana regreses y sólo vengas de visita, porque tú decisión fue para mejor y es el camino que quieres seguir. No es la primera vez que lo haces, tampoco la segunda, menos la tercera. Por eso el mundo, bueno tu circulo cercano, sabe lo que sucederá. Pero no me toca a mí contarte eso. Es tu misión equivocarte, una vez más, y descubrirlo. Por más tarde que sea, la verdad y el camino siempre se unen al final.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s